Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies.

Más información Entendido

PORQUE AHORA DEBEMOS HACER LA CERTIFICACION ENERGETICA

IDELAGALA

Es un impuesto recaudatorio que parte de una directiva europea del año 2002, es decir, nos viene exigida por una legislación europea; y en España es obligatoria desde el 13 de abril del 2013.  RD 235/2013.

Tiene como principal objetivo el de comunicar de manera transparente a todos los ciudadanos el consumo energético de sus hogares, y en tal sentido es de mayor obligatoriedad cuando vendemos y/o alquilamos un inmueble.

Por tanto es un derecho de todos los ciudadanos, en especial de los compradores y/o arrendadores el conocer la  eficiencia energética del inmueble pues condicionara de alguna manera su precio final.  Ya que cada inmueble tiene unas características distintas tanto en su tipología, superficie, localización, tipo de asilamiento como paredes, suelos, techos, ventanas, balcones, tipo de energía que consumen, tipo de instalación de agua caliente, sanitaria, sistemas lumínicos, tipos de cocina, etc.  También se tienen en cuenta las reformas recientes siempre que estén acreditadas y hayan supuesto una mejora de los elementos o instalaciones del inmueble a certificar.

Estas certificaciones tienen una vigencia de 10 años, y debemos saber que podemos recurrir a un Técnico Competente como un Arquitecto, Arquitecto Técnico, Ingeniero Industrial, Ingeniero Técnico Industrial debidamente habilitado para la redacción de proyectos o dirección de obras y dirección de ejecución de obras de edificación o para la realización de proyectos de sus instalaciones técnicas. 

Una vez obtenida la certificación con la etiqueta que califica energéticamente nuestro inmueble estará oficialmente registrado en la oficina del EVE, en el caso del país vasco de manera telemática o presencial por el profesional o empresa hecha el encargo para cumplir de esta manera con el objetivo de poner en conocimiento de todos los ciudadanos el consumo energético real en nuestros hogares como ya sucede en el resto de Europa.