Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies.

Más información Entendido

MEDIDAS APROBADAS PARA LA GESTION DE ARRENDAMIENTOS URBANOS

Isabel De La Gala

Publicado este 18 de diciembre en el Boe la   REFORMA de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de arrendamientos urbanos (LAU). 

 

En cuanto al alquiler; se amplía el plazo de prórroga obligatorio de 3 a 5 años, y a 7 años si el arrendador es persona jurídica. Es decir, aumenta el plazo legal mínimo en el que el inquilino puede permanecer en la vivienda arrendada.

 

Se amplía el plazo de prórroga tácita de 1 a 3 años. Los alquileres temporales, en el caso de que el arrendador o el arrendatario no manifiesten su voluntad de no renovarlo.

 

Se limitan las garantías adicionales a la fianza en los arrendamientos de vivienda, hasta un máximo de dos mensualidades, salvo que se trate de contratos de larga duración si es de persona jurídica. De esta forma, se limita la carga económica para el inquilino.

 

Se facilita la adopción de acuerdos entre el propietario y el inquilino para la renovación o mejora de la vivienda durante la vigencia del contrato de arrendamiento.

 

Se establece que los gastos de gestión inmobiliaria y formalización del contrato correrán a cargo del arrendador, cuando este sea persona jurídica (una sociedad o empresa), salvo en el caso de aquellos servicios que hayan sido contratados por iniciativa directa del arrendatario.

 

Se mejora y aclara la remisión de los contratos de alquiler turístico de vivienda a la normativa sectorial turística que resulte aplicable.